Aloha Hill




Un proyecto extremadamente complejo. Fue el ganador de un concurso, en el que frente a las implantaciones adicionales se presentó un conjunto orgánico, plural y diverso en sus formas pero sobre unas líneas directrices:

- El Feng Shui están presentes en la orientación, equilibrio, sus materiales...
- El agua es el Eje. El agua crea la gran perspectiva: de norte a sur; es como una gran falla en el conjunto, dejando a ambos lados que la edificación se aterraze sobre la ladera, permitiendo las vistas de unas viviendas sobre otras y creando un paisaje de cubiertas de teja árabe en cascada.
- Las perspectivas diagonales. Si las mejores vistas están al sur; los edificios deberían bloquearse entre ellos. Se trabajó con el fin de disponer las viviendas adquiriendo perspectivas en diagonal al mar. No fue fácil, pero ninguna vivienda se devaluó.
- Armonía: El aparente desorden es orgánico. Donde quiera que nos situemos, no encontraremos su estructura, son vistas parciales. Solo desde una visión aérea podemos apreciar su orden.
- Se integra en su entorno. El paisajismo fue uno de sus pilares básicos.
- Se diseñó el módulo como un elemento que se adapta a cada ubicación y termina diferenciándose. Esencialmente único, al final muchos.
- Crear un conjunto único donde adentrarse a través de cada uno de sus caminos y descubrir nuevos patios, perspectivas...que solo están allí para este camino; rincones que yo mismo he encontrado durante su ejecución.