facebook

Villa Haza Del Conde




Cambiamos el discurso en la fachada posterior, donde cobran protagonismo las líneas horizontales. Un gran porche en planta baja, rematado con un marco revestido en piedra, une las terrazas de planta alta y protege las zonas de relax de esta terraza. En contraste, se protegen las terrazas de planta alta con una cubierta, apergolada en el centro, y un muro lateral más livianos. Marcada sensación de amplitud que se acentúa con las grandes carpinterías que unen exterior e interior. Tres muros revestidos en cerámica gris, marcan la horizontalidad que equilibra esta fachada.